Dolor al orinar y sangrado

13 agosto, 2018
burbujas en la orina
Burbujas en la orina
5 agosto, 2018
para que sirven los riñones
Para qué sirven los riñones
19 agosto, 2018

Tener dolor al orinar y sangrado puede ser un signo de que algo está mal en los riñones u otra parte del tracto urinario.

Hay diferentes condiciones asociadas con el dolor al orinar y sangrado. A continuación, te brindamos información mas detallada sobre algunas afecciones médicas que pueden causar dolor al orinar y sangrado.

Causas de dolor al orinar y sangrado

dolor al orinar y sangrado

Hay diferentes razones por las que podría presentar dolor al orinar y sangrado. Tener sangre en la orina no necesariamente significa que tenga una enfermedad renal. Pero también, existen otros problemas más graves que pueden causar estos síntomas. Algunos de estos problemas son:

  • Infección de vías urinariasLas infecciones de vías urinarias son especialmente comunes en las mujeres. Las infecciones urinarias ocurren cuando las bacterias en el tracto digestivo y alrededor del ano ingresan en la uretra, el conducto que transporta la orina desde la vejiga. Allí la bacteria puede causar una infección en la uretra, la vejiga o ambas. Si no se trata, pueden causar infecciones renales dolorosas y peligrosas. Generalmente son fáciles de detectar, pero algunas no tienen síntomas. Si una infección urinaria se convierte en una infección renal, es posible que note dolor en el costado o la espalda, junto con escalofríos, fiebre o vómitos. Además del dolor al orinar y sangrado, los síntomas de infección del tracto urinario pueden incluir ardor al orinar, necesidad frecuente e intensa de orinar, dificultad para orinar, orina turbia o con sangre, dolor o presión pélvica por encima del hueso púbico y dolor de costado o espalda debajo de las costillas, a menudo en un lado.
  • Hidronefrosis. La hidronefrosis ocurre cuando uno o ambos riñones se hinchan con orina que no puede drenar del riñón a la vejiga. Si la hidronefrosis aparece repentinamente, puede causar un dolor insoportable. Es importante diagnosticar temprano la hidronefrosis para prevenir el daño renal permanente. Un cálculo renal, un coágulo de sangre, un tumor, una próstata agrandada o un útero agrandado durante el embarazo pueden causarlo. El tratamiento generalmente se enfoca en aliviar el bloqueo para que la orina pueda fluir desde el riñón. La hidronefrosis es una afección de los riñones y puede causar síntomas como dolor, síntomas urinarios, fiebre y náuseas.
  • Enfermedad renal poliquistica. La enfermedad renal poliquística es una condición genética que causa que los quistes crezcan en los riñones. Esto puede conducir a la reducción de la función renal y la insuficiencia renal. Muchas personas pueden no tener síntomas hasta que alcancen la edad madura. Una vez que comienzan los síntomas, pueden incluir dolor abdominal, dolores de cabeza y dolor en los lados y la espalda. También puede causar sangre en la orina, aumento de la micción durante la noche, presión arterial alta, dolor en las articulaciones, menstruación dolorosa, infecciones renales y cálculos renales. No hay cura, pero los tratamientos a menudo pueden ayudar a aliviar los síntomas durante muchos años.
  • Trauma o lesión. El traumatismo generalmente se refiere a una lesión corporal grave o a un rango de síntomas de heridas dependiendo de la lesión.
  • Cáncer de vejiga. El cáncer de vejiga es el cuarto cáncer más común en los hombres. Se produce principalmente en personas de 50 años o más. Fumar cigarrillos, exposición a toxinas en el trabajo, ciertos tipos de radioterapia y quimioterapia, infecciones crónicas de la vejiga, y el uso prolongado de catéteres, aumentan el riesgo de cáncer de vejiga. Las primeras etapas del cáncer de vejiga a menudo no tienen síntomas. Los síntomas del cáncer de vejiga pueden incluir dolor al orinar y sangrado, micción frecuente y un fuerte deseo de orinar. La cirugía y otros métodos tratan con éxito el cáncer de vejiga temprano; sin embargo, tiende a regresar incluso después del tratamiento.
  • Cálculos de vejiga. Los cálculos de la vejiga son piedras pequeñas que se forman en la vejiga. Algunos se forman a partir de cálculos renales que viajaron a la vejiga. Las afecciones como una próstata agrandada, daño a los nervios e infecciones del tracto urinario pueden bloquear el flujo de orina, volviéndola más concentrada. Las piedras de la vejiga se forman a partir de los minerales que se acumulan en la orina. Las piedras en la vejiga no siempre tienen síntomas pero, si irritan la vejiga, causan dolor al orinar y sangrado.
  • Cistitis intersticial. La cistitis intersticial es una condición que causa dolor en la vejiga y el área pélvica. También puede causar dolor durante las relaciones sexuales y la necesidad de orinar con frecuencia o con urgencia. Aunque no hay cura para la cistitis intersticial, existen varios tratamientos.
  • Infección renal (pielonefritis). La infección renal es una infección bacteriana de uno o ambos riñones. Una infección de la vejiga no tratada, generalmente de la bacteria Escherichia coli, causa la mayoría de las infecciones renales. Otras bacterias también pueden pasar a través del torrente sanguíneo a los riñones y causar infección. Las infecciones renales son comunes, especialmente en las mujeres, especialmente durante el embarazo. Puede experimentar dolor de espalda, escalofríos, fiebre, náuseas y vómitos. Los antibióticos normalmente lo aclaran si se tratan temprano. Las personas con diabetes o sistemas inmunes debilitados tienen más probabilidades de tener infecciones renales graves. La infección renal, causada por bacterias, está marcada por escalofríos repentinos y fiebre, dolor, náuseas y problemas urinarios como dolor al orinar y sangrado.

Si presenta dolor al orinar y sangrado acuda con un médico de inmediato para evitar complicaciones de salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Whatsapp