Transplante renal

transplante renal

Cuando los riñones fallan, se necesita de tratamiento para que puedan hacer el trabajo que ya no les es posible realizar. Hay dos tipos de tratamientos para los pacientes que padecen de insuficiencia renal terminal, que son la diálisis (remover residuos del torrente sanguíneo mediante una maquina) o el transplante renal.

El transplante renal puede ofrecerle mayor libertad y mejor calidad de vida en comparación con la diálisis.

Los riñones son órganos que se localizan en cada lado de la columna vertebral justo debajo de la caja torácica. Su función principal es el de filtrar y eliminar residuos minerales y líquido de la sangre mediante la producción de orina.

Cuando los riñones se dañan pueden perder la capacidad de filtración, ocasionando que los residuos se acumulen en el cuerpo al no poder ser eliminados por la orina. Esto aumenta la presión arterial y tiene como resultado la insuficiencia renal.

¿Qué es un transplante renal?

Un transplante renal es la colocación de un riñón sano (de un donante vivo o fallecido) en una persona cuyos riñones no funcionan correctamente.

Un transplante renal ofrece menos limites al comer y beber, pero de igual manera se deben seguir hábitos alimenticios saludables.

El éxito de un transplante permite vivir de la manera que lo hacia antes de la enfermedad renal. Algunos estudios han demostrado que las personas que se someten a un transplante de riñón pueden vivir más que las personas que reciben diálisis. Pero como en cualquier cirugía, existen riesgos. Y también será necesario tomar medicamentos contra el rechazo por el tiempo en que su riñón trasplantado esté funcionando, lo que puede traer efectos secundarios.

Normalmente la mayoría de los trasplantes de riñón tienen éxito y pueden durar muchos años, pero esto puede variar de persona a persona.

¿Quién puede tener un transplante renal?

  • Pacientes con problemas renales de todas las edades pueden recibir un transplante renal. Pero debe de ser lo suficientemente sano para someterse a la operación. Debe estar libre de infecciones y cánceres.
  • Personas mayores y/o con otros problemas de salud pueden tener un transplante renal exitoso. Existen medidas que pueden ser implementadas para disminuir riesgos y mejorar las posibilidades del éxito.

Tipos de transplante renal

  • Transplante de donante fallecido
  • Transplante de donante vivo
  • Transplante preventivo

Un riñón para transplantarse puede provenir de una persona que ha muerto y ha donando su riñón, de un donante vivo que puede ser un pariente de sangre, o de una persona cercana.

Un transplante preventivo ocurre antes de la necesidad de empezar con diálisis. El transplante preventivo permite evitar la diálisis.

Condiciones que pueden impedir un trasplante renal

Para algunos pacientes con insuficiencia renal, un trasplante de riñón puede ser más riesgoso que recibir diálisis. Las condiciones que pueden impedir que se sea elegible para un trasplante de riñón:

  • Enfermedad cardíaca grave
  • Cáncer activo o recientemente tratado
  • Demencia
  • Consumo de alcohol y drogas
  • Enfermedad mental mal controlada
  • Cualquier factor que pueda afectar la capacidad para experimentar con seguridad el procedimiento e indicaciones para la prevención de rechazo

¿En qué consiste un transplante renal?

transplante renalPara realizar un transplante renal, los riñones del paciente no se tocan, estos se quedan en su lugar, a menos que exista una razón médica para eliminarlos.

El riñón que será trasplantado se colocará en la parte inferior del abdomen, en este lugar es mas fácil de conectar los vasos sanguíneos importantes y la vejiga. Además, poner el riñón donado en esta parte del abdomen hace que sea más fácil de cuidar ante cualquier problema que pudiera surgir.

La cirugía tiene una duración aproximada de 4 horas. Si el riñón es de un donante vivo, es más rápida la recuperación.

Después del transplante renal

Una vez en casa, lo más importante es iniciar el seguimiento. Para que el transplante tenga éxito, se necesitan revisiones regulares durante el primer año.

Al principio puede que necesite de exámenes de sangre varias veces por semana. Después de un tiempo, tendrá menos chequeos, pero los suficientes para asegurarse que el trasplante ha funcionado bien.

¿Se puede rechazar el nuevo riñón?

Normalmente el cuerpo lucha contra todo lo que no es parte de su cuerpo. Este sistema de protección ocurre por parte del sistema inmunológico. Para evitar que el cuerpo ataque o trate de rechazar el nuevo riñón, se deben tomar medicamentos para mantener al sistema inmunológico menos activo. Estos medicamentos llamados anti-rechazo o inmunosupresores se tendrán que tomar mientras tenga el riñón. Sin los medicamentos, el sistema inmunológico vería al nuevo riñón como algo extraño y trataría de atacarlo y destruirlo.

Las probabilidades de rechazo son más altas después de la cirugía. Cuanto más tiempo pase con el nuevo riñón existen menos probabilidades de rechazo. Pero en algunos casos, el rechazo pueden ocurrir incluso si está siguiendo todas las indicaciones. A veces, el cuerpo simplemente rechazará el nuevo riñón, pero hay maneras de manejar el rechazo con el fin de lograr que no se pierda el riñón.

Efectos secundarios de los medicamentos anti-rechazo

Al consumir estos medicamentos puede haber efectos secundarios, pero afortunadamente, en la mayoría de los casos se manejan fácilmente. Además de los medicamentos anti-rechazo se deben tomar otros medicamentos para protegerse de infecciones, ya que con un sistema inmunológico menos activo el cuerpo es más propenso a tener problemas.

¿Se debe de seguir una dieta especial después del transplante renal?

Personas sometidas a un transplante renal deben de mantener una dieta saludable baja en grasa, baja en sodio y beber líquidos en abundancia.

Si padece de otros problemas como diabetes, es posible que tenga más restricciones dietéticas. Pero no solo de debe de seguir una dieta saludable, también es necesario un estilo de vida saludable para reducir al mínimo el riesgo de complicaciones.

Se recomienda:

  • Dejar de fumar
  • Bajar de peso en caso de presentar sobrepeso u obesidad
  • Tomar medidas para reducir el riesgo de desarrollo de infecciones

¿Es mejor el transplante de un donante vivo o de un donante fallecido?

Ambos riñones funcionan bien, pero conseguir un transplante de un donante vivo pueden ser más rápido y mejor, ya que dura más tiempo que el de un donante fallecido.

El transplante de riñón de un donante vivo generalmente es un riñón donado por un familiar o una persona cercana. Miembros de familia con relación genética tienen más probabilidades de ser compatibles para donar el riñón. Tanto el donante como el receptor tendrán que ser evaluados para determinar si el donante es compatible con el que necesita el riñón. En general, los tipos de sangre y los tejidos tienen que ser compatibles con el donante.

Para conseguir un riñón de un donante fallecido, se tendrá que colocar en lista de espera una vez que su transplante haya sido aprobado. Puede tomar mucho tiempo esperar el riñón de un donante. Mientras se encuentra en lista de espera, es posible que tenga que recibir algún tipo de diálisis.

¿Se pueden vivir con un solo riñón?

Un riñón pueden ser capaz de realizar las funciones necesarias del cuerpo.

Whatsapp